Normas Mínimas de Seguridad en Anestesiología 2015



Normas Mínimas de Seguridad en Anestesiología 2015

Documento elaborado por la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación SCARE.

El documento contiene el consenso entre expertos realizado en el año 2015 para establecer los parámetros mínimos de seguridad para el ejercicio de la anestesiología en Colombia. Se establecen por ejemplo los requerimientos mínimos para la monitoría durante el acto anestésico, los insumos básicos requeridos para el funcionamiento de una unidad de cuidados postanestésicos UCPA y se define claramente quién es el responsable de la preparación, envase y rotulación de las mezclas, medicamentos y jeringas.

Es un documento de obligatoria revisión para todo anestesiólogo que ejerza su profesión en Colombia.

Capítulo 1. Sobre los deberes del paciente.

Capítulo 2. Sobre la estructura orgánica y los procesos de atención.

Capítulo 3. Sobre la atención brindada por el anestesiólogo.

Capítulo 4. Infraestructura, dotación e insumos.

Capitulo 5. Administración de medicamentos.

Anexo. Panorama normativo del ejercicio de la anestesiología en Colombia.

Anuncios

Bloqueo Ciático Poplíteo I: Anatomía.


BLOQUEO CIATICO POPLITEO I: ANATOMIA.

GENERALIDADES.

El bloqueo del nervio ciático a nivel de la fosa poplítea permite la realización de intervenciones por debajo de la rodilla en los niños. Con este bloqueo se logra anestesia a nivel de la extremidad inferior por debajo de la rodilla, excepto en la cara interna de la pierna, la cual es inervada por el nervio safeno. Intervenciones que requieran anestesia completa por debajo de la rodilla requieren además bloqueo de este nervio.

ANATOMIA

El nervio ciático a nivel del muslo se divide a una distancia variable del pliegue poplíteo en sus dos ramas terminales: nervio tibial y nervio peronéo común. Esta distancia se puede calcular en promedio tomando una referencia a partir del pliegue de flexión poplíteo y corresponde a 1 cm por cada 10 kg de peso del paciente en dirección cefálica. El nervio tibial sigue su trayecto vertical hacia la pierna, mientras el nervio peronéo desciende lateralmente hacia la cabeza del peroné.

A nivel poplíteo el nervio ciático y sus ramas se sitúan entre el musculo bíceps femoral el cual se sitúa lateral y los músculos semimembranoso y semitendinoso a nivel medial.

La vena y la arteria poplítea se localizan en un plano más profundo al nervio, situándose la vena superficial a la arteria. Todo el paquete vasculonervioso se encuentra rodeado de tejido adiposo.

El nervio peronéo común rodea el cuello del peroné y desciende por la cara anterior de la pierna dividiéndose en sus dos ramas terminales: el nervio peronéo superficial o musculocutáneo y el nervio peronéo profundo o tibial anterior. Estos son los responsables de la inervación sensitiva y motora de prácticamente toda la cara dorsal del pie (flexión dorsal).

El nervio tibial posterior es más voluminoso y desciende por la parte posterior de la pierna, dando origen al nervio safeno externo o sural y termina pasando por detrás del maléolo interno como nervio plantar interno y nervio plantar externo. Brinda la inervación sensitiva y motora a la cara posterior de la pierna y a la planta del pie (flexión plantar).

TECNICA DEL BLOQUEO

Con el paciente en decúbito supino se flexiona la cadera y la rodilla en un ángulo de 90º. Bajo visión ecográfica, colocando en sentido transversal al eje de la pierna un transductor lineal de alta frecuencia comenzamos el escaneo por el vértice del triángulo del hueco poplíteo, obteniendo una imagen transversal de las estructuras nerviosas, vasculares y musculares.Imagen13

Se visualiza el nervio ciático como una estructura hiperecoica oval-redondeada en panal de abejas. El nervio ciático se encuentra ubicado superficial y externo a la vena poplítea, esta última se visualiza como una imagen aneicoica fácilmente colapsable ejerciendo presión con el transductor. Más profunda y medialmente se visualiza la arteria poplítea como una imagen aneicoica, pulsátil y redondeada.

 Imagen1

Lateral y medialmente al nervio se reconocen las masas musculares hipoecoicas del semimembranoso y semitendinoso internamente y del bíceps femoral lateralmente. Si se desliza el transductor de cefálico a caudal y ligeramente a medial se puede observar cómo se separan los dos componentes del nervio ciático: nervio tibial y nervio peroneo común. La maniobra de flexión plantar y dorsal también permite observar la separación de ambos componentes nerviosos (maniobra del balancín).

 Imagen11Imagen12Al trasladar el transductor proximalmente desde el pliegue del hueco poplíteo se observa como el nervio peronéo se une al tibial conformando el nervio ciático (imagen de nuez). Se realiza el bloqueo en el sitio donde se obtiene la mejor imagen  de la bifurcación del nervio ciático. La inserción de la aguja se realiza por la cara lateral del muslo.

BIBLIOGRAFIA

A. Martínez Navas, R. Ortiz de la Tabla, BLOQUEO CIATICO POPLITEO. ABORDAJE POSTERIOR Y LATERAL. Fundamentos de anestesia regional; Pag. 129-136

C. del Olmo Rodríguez, P. de Diego Isasa, A. Ortega Romero. BLOQUEO DEL NERVIO CIÁTICO A NIVEL POPLITEO. Manual de ecografía básica para anestesia regional; Pag. 135-140.

M. Taboada, B. Bascuas, J. Oliveira, S. Del Río. TÉCNICAS PARA BLOQUEAR EL NERVIO CIÁTICO A NIVEL DEL HUECO POPLÍTEO POR VÍA LATERAL. Revista Española de Anestesiología y Reanimación. 2006; 53: 226-236

Vloka JD; Hadzic A; Lesser J B; et al. THE DIVISION OF THE SCIATIC NERVE IN THE POPLITEAL FOSSA: ANATOMICAL IMPLICATIONS FOR POPLITEAL NERVE BLOCKADE. Anesth.Analg. 2001, 92:215-217.

Bloqueo del nervio ciático: Vía de acceso lateral en la fosa poplítea en niños https://anestesiapediatricahomi.com/2013/07/17/617/

Por:
Andrea Gómez | Universidad El Bosque

Máscara Laríngea y Ventilación Mecánica


MASCARA LARINGEA Y VENTILACION MECANICA

La máscara laríngea se introdujo en la práctica clínica en la década de 1980 por el Doctor Archie Brain como un dispositivo supraglótico para el manejo de la vía aérea en escenarios muy específicos. Este dispositivo se ha utilizado en más de 200 millones de pacientes (adultos y niños) hasta la fecha. En términos de anatomía, posición y seguridad, el dispositivo permite un abordaje a la vía aérea que se sitúa entre la máscara facial y el tubo endotraqueal.

Dr. Archie I J Brain

Todos los dispositivos supraglóticos están diseñados para generar un sello en la faringe y aislar el tracto respiratorio del digestivo, permitiendo una adecuada ventilación mientras se minimiza el riesgo de insuflación gástrica. Además, estos dispositivos son un eslabón fundamental en el algoritmo de vía aérea difícil de la Sociedad Americana de Anestesiología (ASA).

La máscara laríngea se ha constituido hoy en día como una importante alternativa para el manejo de la vía aérea en pacientes bajo anestesia general. Su utilización ha abarcado innumerables escenarios que anteriormente no se habían considerado. Uno de estos escenarios es la ventilación mecánica con presión positiva en el paciente bajo anestesia general. Aunque la experiencia reportada en la literatura tanto en pacientes adultos como en niños es considerable, aún existen dudas sobre la práctica de utilizar la ventilación con presión positiva con máscara laríngea en adultos y niños por el posible aumento de ciertas complicaciones, principalmente por el riesgo de insuflación gástrica y de posible regurgitación gastroesofagofaríngea. Además existe aún preocupación por la dificultad para la inserción en la población pediátrica; la mala posición que puede ocurrir con más frecuencia en lactantes y niños puede comprometer el sello de la vía aérea, permitiendo así fuga de gases frescos y exponiendo a los pacientes a los efectos de la hipoventilación alveolar.

Si bien el manual del usuario de la máscara laríngea clásica (LMA) recomienda su uso solo para pacientes con ventilación espontanea o asistida, la ventilación con presión positiva a través de éste dispositivo se ha venido realizando tanto en población adulta como en población pediátrica, tal como lo demuestran numerosas publicaciones. La discusión gira en torno al riesgo de pérdida del sello sobre la vía aérea y la consiguiente insuflación de la cámara gástrica ya descrita por diversos autores.

La distensión gástrica se puede producir hasta en el 30% de los pacientes sometidos a presiones pico superiores a 20cm de H2O, confirmando que una causa de insuflación gástrica son las presiones inspiratorias altas programadas en el ventilador mecánico. Además, la obesidad y la incompetencia del esfínter esofágico inferior también pueden ser factores de riesgo para distensión de la cámara gástrica.

Diversos estudios sobre mecánica ventilatoria, posicionamiento del sello, mediciones de fuga de aire, presiones pico y distensión gástrica se han realizado comparando los modos de ventilación por presión o por volumen utilizando la máscara laríngea clásica en adultos y niños. Los métodos utilizados para la evaluación de estas variables han sido el uso de la fibrobroncoscopia posterior a la colocación del dispositivo, la medición de aire gástrico ya sea por micrófonos epigástricos o mediciones de perímetros abdominales durante procedimientos programados, etc. Se ha podido determinar que si bien la máscara laríngea posee una gran capacidad de sello faríngeo, hasta un 40% de las máscaras laríngeas quedan mal posicionadas sin ser evidente clínicamente. Varios de los estudios realizados en este tema han mostrado que menores presiones inspiratorias máximas logran por medio de la ventilación controlada por presión disminuir el riesgo de insuflación gástrica y de regurgitación. Se determinó que presiones menores de 20cm de H2O podrían disminuir el riesgo de presentar una complicación derivada de una mala posición de la máscara haciendo que a su vez se disminuya el riesgo de broncoaspiración.

La máscara laríngea es entonces un dispositivo seguro para la ventilación en los niños entre 3 y 11 años bajo anestesia general siempre y cuando los requisitos para la preparación, colocación y retiro de esta se cumplan, así como las indicaciones y contraindicaciones relativas a su uso, las cuales deben ser evaluadas meticulosamente ya que son de vital importancia para evitar la insuflación gástrica o la fuga de gases anestésicos al medio ambiente.

CONCLUSIONES

  • La máscara laríngea en comparación con el tubo endotraqueal provee mayor riesgo de regurgitación y por ende mayor riesgo de broncoaspiración en los pacientes con factores de riesgo.
  • La máscara laríngea es una alternativa útil para el manejo de la vía aérea en pacientes sin riesgo de broncoaspiración.
  • La ventilación controlada por presión comparada con la ventilación controlada por volumen está relacionada con menor riesgo de insuflación gástrica y por ende podría disminuir el riesgo de regurgitación y broncoaspiración.
  • Debe tenerse precaución de no usar presiones máximas en la vía aérea mayores de 20 cmH2O cuando se utiliza ventilación controlada por presión en el paciente con máscara laríngea bajo anestesia general.
  • Siempre se debe evaluar cada paciente de forma individual con el fin de disminuir al máximo los riesgos a los que se expone en el momento de abordar la vía aérea.
  • Mientras exista un dispositivo avanzado para el manejo de la vía aérea con el que la literatura y la experiencia de expertos demuestre los más bajos riesgos posibles, este deberá ser el dispositivo utilizado de forma preferente.

BIBLIOGRAFÍA

Latorre F1, Eberle B, Weiler N, Mienert R, Stanek A, Goedecke R, Heinrichs W. Laryngeal mask airway position and the risk of gastric insufflation. Anesth Analg. 1998;86(4):867-71.

Wahlen BM1, Heinrichs W, Latorre F. Gastric insufflation pressure, air leakage and respiratory mechanics in the use of the laryngeal mask airway (LMA) in children. Paediatr Anaesth. 2004;14(4):313-7.

Keidan I1, Berkenstadt H, Segal E. Pressure versus volume-controlled ventilation with a laryngeal mask airway in paediatric patients. Paediatr Anaesth. 2001;11(6):691-4.

Bordes M1, Semjen F, Degryse C, Bourgain JL, Cros AM. Anaesthesia. Pressure-controlled ventilation is superior to volume-controlled ventilation with a .laryngeal mask airway in children. Acta Anaesthesiol Scand. 2007 Jan;51(1):82-5. Epub 2006 Nov 1.

Bernardini A1, Natalini G. Risk of pulmonary aspiration with laryngeal mask airway and tracheal tube: analysis on 65 712 procedures with positive pressure ventilation. Anaesthesia. 2009;64(12):1289-94. doi: 10.1111/j.1365-2044.2009.06140.x. Epub 2009 Oct 23.

Federico Latorre, MD*, Balthasar Eberle, MD*, Norbert Weiler, MD*, Rolf Mienert, Mm, Ales Stanek, MD*, Rainer Goedecke, Mm, and Wolfgang Heinrichs, MD, rhD. Laryngeal Mask Airway Position and the Risk of Gastric lnsuff lation, Anesth Analg 1998;86:867-71.

Narasimhan Jagannathan, MD, Ryan J, Kozlowski BS, Santhanam S. A clinical evaluation of the intubating laryngeal Airway as a conduct for tracheal intubation in children, Anesth Anal. 2011;112,176-182

Por:
Félix Peñuela Mora – Universidad Militar Nueva Granada
Hospital San Rafael

Inserción de Máscara Laríngea en Niños


VIDEO: Inserción de Máscara Laríngea en Niños

Existen diferentes técnicas para la inserción de una mascara laríngea clásica en niños entre las cuales se destacan la técnica clásica de Archie Brain y las técnicas invertidas a 180° y a 90°. En este video se describe la técnica de inserción con inversión de la mascara clásica a 180°.

 

Historia de la Anestesiología en Colombia: Historia de la Monitoría.


AUDIO: Historia de la Monitoría. Por el Doctor Juan Marín Osorio.

Juan Marin Foto 01

“…Continuando pues el curso de esta sesión, tenemos el último punto, el último tema que es la evolución de la monitoría, de Juan Marín, a los computadores. Como uno tiene que tener puntos de referencia o mojones para poder calcular todo, yo les cuento que yo estoy en estos quehaceres desde el año de 1948, y ya el Doctor Marín, lo vi en la sala de cirugía de la Misericordia con el profesor Barberi haciendo anestesia. Figúrense ustedes cuánto tiempo hará eso. El Doctor Marín… a continuación…”

Agradecimiento al Doctor Jaime Galvis. Anestesiólogo Instituto Materno Infantil (IMI) – Hospital La Victoria. Bogotá, D.C. Colombia.

Bloqueo de Escalpe


INTRODUCCION

Es una técnica regional que involucra el bloqueo de los nervios que inervan el cuero cabelludo con el  fin de proporcionar mayor analgesia postoperatoria, disminuir los requerimientos de anestesia general y atenuar la respuesta hemodinámica en pacientes llevados a craneotomía, derivaciones ventrículo-peritoneales o procedimientos dermatológicos en el cuero cabelludo. Además se puede utilizar como coadyuvante en el tratamiento de cefalea migrañosa, cefalea tensional, neuralgia occipital y neuralgia del trigémino. Sigue leyendo